En Fotografía callejera la suerte no existe