Fórmula para una fotografía: mete a tu espectador en la escena