Por qué (en Fotografía de calle) saltarse las normas está bien