Fórmula para una fotografía: deja que sucedan cosas