Empieza (con lo que tienes) y rompe el círculo