W. Eugene Smith. Más real que la realidad.