Una cruz, dos cruces…