Los domingos son raros.