UN POCO DE SOMBRA, ¡POR FAVOR!