Una cámara podría ser el mejor regalo para un fotógrafo.